3 consejos prácticos para comprar el azulejo del baño

El cuarto de baño es una parte fundamental de la vivienda. Por esta razón, el diseño, la decoración y
la atención a aspectos prácticos influyen a la hora de elegir los azulejos para el baño. Porque la
humedad, entre otros factores, los condiciona.

Partiendo de estas premisas, vamos a darte tres consejos sobre lo importante que es elegir un
azulejo basándonos en su mantenimiento, su durabilidad y su diseño para que te hagan agradable y
cómoda la vida.

El material sí importa

Principalmente se busca la impermeabilidad del azulejo porque en el baño la protagonista es la
humedad. Tenemos diversos materiales que soportan bien la humedad y no permiten filtraciones:
cerámica, porcelana, vidrio.

Las diferencias residen en el precio y la calidad. El azulejo de cerámica es el más barato de todos
ellos, también es el de menor calidad. Algo menos resistente, con el tiempo acaba perdiendo color.

La porcelana es una alternativa de calidad a la cerámica, en su contra tiene el precio. Aunque a la
larga esa diferencia de precio queda compensada porque es más resistente que la cerámica.

Entre los materiales que crean tendencia están los azulejos de vidrio. Su resultado es muy vistoso y
colorido. Es con diferencia el material más caro.

El diseño

No es un asunto menor. La calidad de un azulejo también lo determina la variedad de diseños que se
puedan combinar y los diferentes tonos para nuestro baño. Un diseño atractivo hace un baño más
elegante y agradable de usar.

El mantenimiento

Si el azulejo es fácil de limpiar nos hará la vida más cómoda. La mayoría de materiales permiten su
limpieza pasando un simple paño húmedo.

La elección de un azulejo bueno es lo que buscamos para el baño. Teniendo en cuenta esto se ha de elegir el azulejo pensando en tres condiciones: su diseño, su  mantenimiento y su calidad.