Comparativa de los 3 Diferentes materiales para los platos de ducha

Si necesitas cambiar tu viejo plato de ducha en este artículo te damos unos consejos para que puedas elegir el más apropiado. Queremos mostraros las diferencias entre cada uno de ellos y una comparativa de ventajas y desventajas
Estos son los 3 más habituales:

Plato de ducha Cerámico.

Este primer modelo es el plato de ducha cerámico de toda la vida, más clásico, normalmente es el más utilizado en obras de nueva construcción pues su precio y durabilidad están ya más que contrastadas.

Ventajas:

Es muy duradero, Precio asequible y es muy resistente contra ralladuras. fácil limpieza y, hoy en día, extraplanos, unos 6 cm.

Desventajas:

Es frio, frágiles a los impactos fuertes y deslizante además de ser poco decorativo y tienen un peso elevado.

Plato de ducha Acrílico.

Este modelo son los sustitutos naturales de los platos de ducha de cerámica, son ligeros y normalmente más caros, siempre y cuando no este fabricado con un buen material y reforzado interiormente. El material acrílico es muy ligero y poco poroso. Está hecho de un plástico muy duradero, resulta fácil de limpiar, y además se fabrica en una amplia variedad de medidas y colores.

Ventajas:

Son más cálidos que los de cerámica, más ligeros.

Desventajas:

Si no es de buena calidad puede combarse o quebrase. Algunos limpiadores cáusticos demasiado agresivos pueden dañar el acabado.

Platos de ducha de Resina o Carga Mineral.

Uno de los platos más de moda ahora mismo, pero los hay de otras muchas marcas. Están hechos de una mezcla de resinas y minerales prensados. Se fabrican en medidas estándar, pero también se pueden adaptar a las medidas concretas de la ducha. Se trata de un material mucho más resistente que la fibra de vidrio y el acrílico, y permite hacer platos de ducha extraplanos (3 cm) y de grandes dimensiones (2 x 1m). Se limpian fácilmente con una esponja húmeda y jabón. Se pueden pedir en cualquier color y además hay varias texturas para elegir: pizarra, piedra caliza, piedra natural, madera, piel…

Ventajas:

Son más cálidos al tacto que los platos de ducha de porcelana, algo menos resbaladizos que los platos de porcelana y bastante más ligeros. Además de extraplano, se pueden hacer a medida, se pueden cortar para adaptar a columnas, antibacteriano, gran variedad de diseños, colores y texturas, válvulas grandes…

Desventajas:

producto relativamente novedoso y de precio algo más elevado que los demás (aunque se va equiparando y hay buenos precios si buscas). Si se agrietan por la caída de algún objeto, se pueden reparar pero la reparación no queda perfecta y siempre veremos un plato de ducha “reparado”. Es un material más caro pero merece la pena porque son inalterables.