El material de fontanería utilizado como estilo industrial en decoración,

Desde que surgió allá por los años 50 del pasado siglo en la ciudad de Nueva York el estilo industrial siempre ha estado vigente. Con más o menos presencia en las modas pero su fuerza es tal que nunca desaparece. El material de fontanería cobra protagonismo en este estilo decorativo.

Es un estilo que triunfa en las revistas de decoración de todo el mundo. Uno de sus puntos claves se basa en la desnudez de las paredes, de las estructuras y de los materiales. Cobran protagonismo las tuberías y todo el material de fontanería. Bien porque quedan vistas o bien porque se utilizan en el diseño de muebles.

Nueva vida al material de fontanería

¿Habías pensado que los tubos y otro material de fontanería pueden ser algo más que unos meros conductores de agua? Pues sí, también pueden ser un aliado en la decoración. Incluso una buena materia prima para trabajos manuales, aquí el límite lo pone la imaginación.

El germen de la decoración industrial es el abandono de fábricas y su posterior  acondicionamiento como viviendas sin gastar mucho dinero. Se trató de usar lo que había, es decir, las paredes de ladrillo visto, las tuberías por fuera, etc. Todo aquello tenía un aspecto envejecido que iba a determinar el tipo de mueble adecuado.

Con material de fontanería podemos hacer casi todo. Desde mesas, sillas, percheros, lámparas. La tendencia actual del DIY, “do it yourself” o hazlo tú mismo, tiene en los materiales de fontanería un granero de ideas.

Con tubos, codos, embellecedores podrás dar rienda suelta a la creatividad. Ya sea con el elegante cobre, el fornido hierro o bien el humilde PVC las posibilidades son infinitas.

Así que si quieres aproximarte al estilo bohemio de los artistas que en los años 50 instalaron vivienda y estudio en los lofs industriales pásate por nuestra tienda y saca a pasear tu lado creativo.