Suelo de parquet, claves para una buena elección

Todos queremos una casa cálida, personal y única donde sentirnos bien. Un lugar donde poder apreciar las cosas importantes de la vida. Pues bien, un elemento decorativo determinante para conseguirlo es el tipo de suelo. El parquet nos aporta una sensación climática muy agradable de la que podemos disfrutar en toda la casa.

El parquet es perfecto por su gran poder aislante. Es elegante añadiendo a la decoración un estilo refinado y distinguido. Hay opciones para todos los gustos y bolsillos. La forma de colocación ha evolucionado y es muy sencilla pudiéndose instalar directamente sobre el suelo antiguo.

Diferentes formas de colocar el suelo de parquet

Aunque hay formas más originales como en espiga o espina de pez la más clásica y habitual es en paralelo con la pared más larga.

La instalación de un rodapié o zócalo será el complemento perfecto. Dará una apariencia más original y atractiva a los suelos de nuestro hogar

Las maderas más habituales en suselo de parquet son pino, cerezo, haya, roble y nogal.

Combinar con la decoración

El suelo de parquet tiene mucha personalidad así que es necesario combinarlo bien con las puertas y el resto de la decoración. Si tendrán la misma tonalidad creando así un estilo homogéneo. O bien queremos crear un estilo rompedor y arriesgado utilizando colores diferentes.

Suelo de parquet en toda la casa

Incluso en el baño y en la cocina. Con tratamiento resistente al agua y así poder disfrutar del tacto suave y cálido de la madera bajo tus pies en toda la casa.

Si queremos tener suelo radiante con parquet habrá que extremar las precauciones y poner la temperatura muy baja.Así como seguir escrupulosamente las instrucciones técnicas.

 

Limpieza y mantenimiento del suelo de parquet

Si tenemos cuidado y limpiamos rápidamente cuando cae algún líquido, colocamos fieltros en las patas de los muebles. Además utilizamos producto específico abrillantador y vigilamos las condiciones de humedad relativa en el ambiente tendremos un suelo impecable por años.